Videntes particulares para tus consultas de tarot

vidente particular

La vida pone al ser humano en situaciones que son realmente difíciles y, hasta cierto punto, en muchas ocasiones, en una encrucijada de compleja solución. Por lo delicado que pueden ser algunos temas se buscan alternativas o respuestas en el interior de cada cual pero a veces el propósito de enmienda no es suficiente y se quiere saber cuánto va a acontecer en el futuro.

Dicen que el destino está escrito y por ello sólo los videntes particulares para tus consultas de tarot pueden ser la ayuda perfecta, la que se necesita, aquella que se anhela pues estamos hablando de seres que tienen un conocimiento y una conexión superior.

El arte de saber echar las cartas no está al alcance de cualquiera, se debe conocer muy bien los arcanos mayores y menores así como tener una gran experiencia en estas cuestiones, tener un profundo respeto, creer en lo que se hace, tener fuertes convicciones, saber que se puede orientar al prójimo e, incluso, evitarle un mal, pero todo ello es producto de años, décadas, de práctica y mucho trato con consultantes con lo que se hace, también, de psicólogo.

Cada ilustración del mazo es un mensaje codificado que podemos interpretar y poner en sintonía con quién tenemos delante o es el solicitante, la correcta lectura llevará al correcto camino más allá de cualquier banalidad que pueda interferir dicha acción.

María Gallardo, Tarotista y Vidente desde Casa

En sí es uno de los sistemas más populares y conocidos que podemos encontrar, con una larguísima tradición que tiene raíces en un lejano pasado. Según la leyenda que pesa sobre el mismo sería una especie de versión resumida del libro de Thot, aquel que tenía todos los secretos y claves del futuro, el mismo que se resumió en 78 cartas en dos categorías (arcanos) y que sabiendo de su suerte puede servir para aclarar el porvenir de alguien.

Ese saber pasó a otras culturas, principalmente a Europa donde, inicialmente, fue adoptada por la aristocracia quedando reservado sólo para ellos y teniendo en este sector social a importantes personajes que hacían de él un entretenimiento más que un oficio.

Cuando pasó al pueblo llano fue cuando se agudizaron los sentidos y hubo elementos destacados cuyo índice de aciertos hacía pensar que había algo más como así era.

Hay expertos en cartomancia que no sólo saben realizar tiradas sino que además lo conjugan con una capacidad especial e inherente que tienen y que hace que sean casi infalibles en sus pronósticos.

Videncia y Tarot deben de ir unidos

Cuando se conjuga tarot y videncia nos encontramos con una herramienta poderosa de cara a saber cuánto nos  acontecerá el día de mañana. No todos tienen este don, hay muy buenos profesionales de la adivinación usando sólo la baraja y hay muy buenos dotados pero cuando lo uno complementa lo otro podemos afirmar que se roza la perfección predictiva.

Políticos, jefes de Estado, artistas, deportistas, empresarios… Muchos han consultado su destino y todos han seguido unas pautas que se concentraban en aquel que mejor reputación tenía en función de lo que acertaban pues, evidentemente, no se va a acudir a quién yerra más que acierta, sería un contrasentido.

Pero lo importante es que no son individuos que se anuncien en televisión, radio o prensa, sino más bien son anónimos que, de alguna u otra forma, acuden a la llamada de quienes lo reclaman y que han sabido de ellos por las recomendaciones de terceros que ya han probado y saben de su infalible realidad.

También hemos de tener en cuenta aquellos que se sirven del engaño que están representados en los llamados gabinetes, espacios empresariales habilitados que tienen como marco de su negocio todo lo relacionado con el futuro y el esoterismo, prácticas oscuras donde el engaño es poderoso y donde poca sinceridad podemos encontrar.

Son empresas que tienen salas con empleados que dicen poseer conocimientos en el arte de las cartas o son clarividentes, en algunos casos sólo han acudido a cursillos donde prometen dar, de golpe, todo ese conocimiento y prometen la entrada en una bolsa de trabajo para ejercer como tal… Es imposible.

Salas donde hay casi una veintena de personas recibiendo llamadas continuamente, donde un Call Center se encarga de distribuir una carga de trabajo y las predicciones son tan sistematizadas y cíclicas que su falsedad es evidente.

Exceso de ruido que no favorece la concentración, voces de fondo realizando la misma labor, acentos que delatan o que se ha desviado la llamada al extranjero o que quién atiende no es nativa del país. Todo ello hace imposible que la predicción sea correcta. Huya de estas prácticas si llama y escuchar, al otro lado, estas marcas sonoras.

No es sencillo encontrar a un ser humano que tenga todas las cualidades enunciadas anteriormente y que haya decidido ponerse al servicio de los demás para ayudar y orientar en todo cuanto le va a suceder. Si escucha hablar de uno de ellos o lee recomendaciones positivas (teniendo en cuenta que hay empresas que se dedican a valorar bien a sus empleados para fomentar el marketing a su alrededor), no lo dude y acude o llame algo muy importante está en juego: su futuro.